Etapas de la rehabilitación

Semana 1-2

Movilidad – El enfoque inicial en la mayoría de los pacientes es recuperar la movilidad perdida o disminuida, ya sea con técnicas manuales o asistidas, así como recuperar arcos de movimiento en las articulaciones afectadas. Se recomienda durante esta etapa el uso de crioterapia analgésica anti inflamatoria así como movilizadores pasivos.

Al momento de tener una disminución significativa del dolor se procederá a mejorar la pérdida en la fuerza muscular que se puede presentar secundario a la inmovilización. Con ayuda de técnicas manuales y asistidas, así como el uso de peso gradual, se recupera la fuerza muscular paulatinamente. Al ser valorado por nuestro médico rehabilitador o deportivo y nuestro fisioterapeuta lograremos paso a paso trabajar en la recuperación y evitar lesiones secundarias.

Al momento de recuperar la fuerza podemos enfrentarnos a los retos de la vida cotidiana, con un mejor balance y fuerza.

En pacientes deportistas o que desean continuar con el programa, se inicia la fase de fortalecimiento secundaria. Bajo una estrecha supervisión de nuestros entrenadores físicos, logramos tener una mejor condición física, arcos de movilidad, elasticidad, balance y fuerza. No solo te sentirás mejor, si no que tendrás una mejor postura y actitud ante la vida.