7 Consejos para la recuperación de lesiones musculares

7 Consejos para la recuperación de lesiones musculares

Si practicas algún deporte o actividad física estás expuesto (a) a sufrir lesiones musculares. En este post, queremos darte algunos consejos para prevenirlas. Además, queremos que tengas una recuperación exitosa y libre de complicaciones.

7. La prevención es primero

¿Para qué esperar a tener una lesión? El mejor tratamiento es la prevención. Siempre calienta antes de realizar ejercicio: puede ser un ligero trote o estiramientos, lo importante es no exponerte inmediatamente al impacto. Si no sabes cómo realizarlo acude con un especialista en entrenamiento deportivo.

VER: 5 razones por las que necesitas un entrenador personal

6. Aplica hielo

En el caso de que hayas sufrido una lesión lo primero que debes hacer es mantener la calma. Quizás en ese momento no puedas evaluar de manera certera la gravedad. Es importante no continuar con la actividad que estés realizad. Sabemos que es difícil abandonar un partido de fútbol pero tu salud es primero.

  • Reposa, siéntate si es posible
  • Aplica hielo o compresas frías inmediatamente
  • Recibir atención inmediata es fundamental

¿Sabías que aplicar hielo es una forma de crioterapia? De esta manera reduces la inflamación, el dolor y aumentas las posibilidades de tener una recuperación exitosa.

VER: Consejos para la crioterapia en lesiones

5. Utiliza rodilleras o vendas

Probablemente has sufrido de lesiones musculares con anterioridad. En ese caso, siempre hay riesgos de lesionarte otra vez, especialmente si no tuviste una recuperación adecuada. Además del calentamiento preventivo, puedes utilizar una rodillera u vendajes en tobillos, por ejemplo.

4. Prueba con aparatos de fisioterapia

Vía Game Ready

Por otro lado, es importante seguir un plan de recuperación al sufrir lesiones musculares. ¡No lo dejes pasar por mínimo que parezca! Incluso un simple esguince de tobillo puede tener repercusiones a largo plazo si no es tratado adecuadamente. En ese sentido, los aparatos de fisioterapia, junto al seguimiento de un especialista, serán tus aliados en una recuperación exitosa. No tengas miedo: están probados científicamente y operados por profesionales.

Renta y venta de aparatos de fisioterapia aquí

3. ¡Muévete más!

Existen diversos que demuestran que la recuperación de lesiones musculares se acelera si se aumenta la actividad física. Es necesario guardar reposo, sí, pero no en la medida que tradicionalmente se hacía. ¡Intenta moverte más! Sabemos que el proceso puede resultar doloroso, por ello es recomendable que sigas las recomendaciones de tu fisioterapeuta.

2.  Cuida tu peso

Uno de los factores que más influye en la recuperación de lesiones musculares es el peso. En ese sentido, es importante que cualquier tratamiento de fisioterapia vaya acompañado de un seguimiento nutricional. Algunos de los beneficios que puedes experimentar si mantienes o llegas a un peso ideal al recuperarte de una lesión son:

  • Aumento de fuerza
  • Flexibilidad
  • Resistencia

¡Ponte en forma! Ve la lesión como una oportunidad para mejorar tu calidad de vida y condición física.

1. También debes cuidar tu mente

Los expertos aseguran que existen diversos problemas psicológicos asociados a las lesiones musculares. Si eres un deportista o practicaste algún deporte de manera organizada sabes de lo que hablamos. Perderse la final del campeonato de fútbol o no poder asistir a una carrera para la que te preparaste puede ser algo que te afecte emocionalmente.

Lo importante es que te sientas tranquilo (a) y seguro (a) durante tu tratamiento. No dudes en solicitar ayuda psicológica si sientes angustia, tristeza u otros sentimientos.

VER: Consejos para elegir un psicólogo

Terapias Elite: soluciones integrales a lesiones musculares

En Terapias Elite contaos con tratamientos integrales. ¿Sufriste una lesión y no sabes qué hacer? Acércate a nosotros, contamos con paquetes que incluyen:

  • Fisioterapia
  • Psicología
  • Nutrición

¡Todos nuestros servicios son a domicilio!

Hacer una consulta aquí

Con información de Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Kinesiología CAR

Give a Reply